Jardín en La Moraleja

Madrid

El estilo de este jardín es el fruto de una feliz sincronía: los deseos de su propietaria inglesa y los conocimientos que Fernando adquirió en Yorkshire, que cobran vida en un frondoso mixed border, eso sí, de vivaces adaptadas al clima de Madrid. Los relajantes colores de las flores se solapan entre setos redondeados y grandes hojas grises de alcachofas ocupando una franja de terreno junto a la casa. Un sendero conduce a través de este espléndido despliegue vegetal hasta un espacio circular con un árbol del amor (Cercis siliquastrum) en el centro. En el jardín posterior, junto a un conjunto de setos de distintas especies recortados en forma de nube, se levanta un cenador de hierro y madera donde se enreda un espectacular rosal trepador. Desde el lado opuesto, una pérgola volada de forma curva permite disfrutar a la sombra de la belleza del jardín.

Otros proyectos